El estrés felino: cómo ayudar a tu gato a relajarse

Estrés en los gatos

Muchas personas pensarán que no puede ser posible que un animal sufra de estrés y menos un gato, pues tienen fama de vivir relajados. Pero precisamente estas cualidades les hacen muy vulnerables a los cambios.

Con este artículo mostraremos de manera muy general las causas más comunes que provocan el estrés en los gatos, cuales son los síntomas que presentan y cómo podemos ayudar a que nuestro gato mejore su calidad de vida.

¿Qué es el estrés?

Según la Real Academia Española el significado de Estrés es: “Tensión provocada por situaciones agobiantes que originan reacciones psicosomáticas o trastornos psicológicos a veces graves.”. Es decir, es una reacción del cuerpo ante situaciones que se perciben como amenazantes o agobiantes.

Por lo tanto, el estrés es la conducta de nuestros gatos frente a una situación o un cambio, principalmente en su entorno, que amenaza su equilibrio. Dependiendo de si el cambio es brusco o pausado, y el impacto del mismo sobre el animal, podrá ser un estrés pasajero o negativo.

El estrés pasajero se produce por situaciones de poca repercusión sobre la vida de nuestro gato. Pero, cuando los cambios en el ambiente de transforman de manera abrupta, las capacidades de resistencia y adaptación del gato, generan estrés negativo, lo que produce cambios en el comportamiento e incluso la aparición de algunas enfermedades.

¿Qué causa estrés a los gatos?

Las amenazas del equilibrio orgánico del gato que producen estrés pueden ser externas o internas. Las externas provienen del entorno donde vive el individuo y las internas, son sobre todo las enfermedades o patologías que sufre el animal y que también le generan estrés.

Las causas externas con más frecuencia dan lugar a reacciones de estrés en los gatos son las alteraciones del entorno físico y los factores sociales.

A este respecto, los gatos son animales muy apegados a su territorio y cualquier cambio en el ambiente o en el entorno del gato es capaz de generar reacciones de estrés. Así, algunas situaciones estresantes habituales son:

  • Las mudanzas
  • Las obras en la vivienda
  • Los cambios de mobiliario
  • Los viajes
  • Los sonidos derivados de la actividad humana
  • Convivencia con otros animales en la vivienda
  • Relaciones inapropiadas con los propietarios (por ejemplo, intentar tener demasiado contacto con el gato)
  •  Visitas de individuos (humanos o animales) desconocidos

En función de la intensidad y duración de estos factores pero, también de las características de cada gato, de su grado de socialización, etc., la reacción de estrés será más o menos intensa y tendrá mayores o menores consecuencias. No todos los gatos se estresan con las mismas cosas, ni en la misma medida.

Síntomas de estrés en los gatos.

La mayoría de gatos controlan bastante bien el estrés y apenas les dura unas horas o días. Pero con los gatos más sensibles, los que no son capaces de permanecer tranquilos ante los cambios en su entorno, pueden desarrollarse una serie de síntomas que durarán hasta que la situación mejore.

Podemos encontrar síntomas que afectan al comportamiento normal de nuestra mascota, como por ejemplo:

  • Cambio en el carácter del gato, se vuelve más arisco, huidizo o se esconde.
  • Agresividad.
  • Fobias y miedos que antes no tenía.
  • Conductas compulsivas, lamerse en exceso incluso hasta hacerse daño.
  • Ingesta de objetos peligrosos por ansiedad, generalmente papel o tela.
  • Marcaje, arañazos en los muebles.
  • Trastornos alimentarios, perdida de apetito, vómitos, etc.
  • Hiperactividad / ansiedad.
  • Maullidos excesivos.

Y también pueden darse síntomas físicos. El gato, fruto de su estado de estrés, desarrolla enfermedades como:

  • Asma bronquial.
  • Colitis.
  • Cistitis.
  • Alopecia.
  • Hipersensibilidad.

Aunque creamos que alguna de estás enfermedades es producto del estrés, siempre debemos acudir al veterinario, pues es su trabajo diagnosticar y tratar dicho problema. No debemos medicar a nuestra mascota sin supervisión veterinaria.

TRATAMIENTO DEL ESTRÉS EN LOS GATOS

Para poder tratar el estrés en los gatos, lo primero que debes hacer será visitar al veterinario para descartar la posibilidad de que su estado se deba a una enfermedad. En caso de que no sea producto de una enfermedad, entonces se procederá a determinar qué le está causando estrés; en la medida de lo posible, habrá que eliminar o reducir al máximo ese estímulo que le produce malestar.

Proporcionarle a tu gato un ambiente relajado, lleno de cuidados y cariño (sin invadir su espacio ni momentos de descanso) hará que su nivel de estrés disminuya. Sí el estrés le está provocando hiperactividad, ayúdale a canalizar toda esa energía en cosas positivas, como por ejemplo dedicar tiempo a jugar con tu gato o incentivarlo a hacer ejercicio con su gimnasio rascador, le puede ayudar mucho.

Procura que la alimentación de tu mascota sea adecuada a sus necesidades y siempre de alta calidad; el bienestar mental empieza por una buena salud.

Puedes recurrir también a tratamientos de feromonas artificiales, las venden en spray, gotas o difusores y pueden ayudar a tu gato a sentirse mucho mejor. Una gran herramienta y que nos sirve de mucha ayuda es FELIWAY. Este producto disminuye el estrés felino y resulta un gran apoyo para relajar a nuestro gato.

FELIWAY®. Estrés en gatos

¿QUÉ ES FELIWAY® Classic?

Cuando un ambiente es confortable para los gatos, estos tienen por costumbre frotarse con la cara sobre ciertas superficies. Este se debe  que los gatos producen mediante una glándula de la barbilla, un perfume denominado “feromonas de familiarización” o “fracción 3 de las feromonas felinas faciales”. Si los gatos se sienten cómodos, marcan los objetos de su alrededor con esta feromona.

FELIWAY® Classic, es una copia sintética de las feromonas faciales felinas (una sustancia inodora e imperceptible para los humanos) que sirve como réplica artificial de las feromonas que liberan los gatos cuando están tranquilos. El olor de FELIWAY® Classic calma a los gatos estresados y les hace sentirse bien en situaciones desconocidas.

Este producto está disponible en formato difusor o spray.

Feliway para gatos

FELIWAY® también ayuda a corregir el comportamiento agresivo de tu gato, así como la disminución de las ganas de jugar y de interactuar, el exceso de acicalamiento y la falta de apetito o la insaciabilidad. Esta feromona sintética brinda seguridad a tu gato para que las situaciones de estrés no desemboquen en estas conductas no deseadas.

Feliway productos

Con los productos de FELIWAY® puedes ayudar fácilmente a tu gato a permanecer tranquilo en situaciones complicadas. Actualmente tienen cuatro productos:

feliway_compatibilidades

Si tu gato no mejora o tienes dudas, consulta a tu veterinario. Este artículo es meramente informativo, en miaumor.com no tenemos facultad para recetar tratamientos veterinarios ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a que lleves a tu mascota al veterinario en el caso de que presente cualquier tipo de condición o malestar.

 

Compartir

Entrada anterior
Gripe felina, dos virus mortales para tu gato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Instagram
YouTube
Pinterest

MiausLetter

Rellena el siguiente formulario para recibir las noticias y novedades de MIAUMOR. Mantente informado de nuestras actividades y noticias

Menú