Desmintiendo 9 mitos sobre la esterilización en los gatos

Esterilizar a un gato

Son muchas las razones por la que es conveniente que esterilices a tu gato o gata, sobre todo teniendo en cuenta que la operación es relativamente fácil, y que cada vez existen más clínicas que realizan campañas periódicas de esterilización a precios más económicos. Los​ motivos por los que te recomendamos esterilizar a tu mascota son los siguientes:

  1. Evitar camadas indeseadas. Las gatas tienen el celo unas 30 veces al año, llegando a tener hasta 48 cachorros al año.
  2. En el caso de las hembras, al esterilizarlas, se elimina el comportamiento que desarrollan durante el celo, caracterizado por un maullido constante y muy molesto.
  3. En el caso de los machos, la castración reduce sus comportamientos agresivos y evita el marcaje de orina, que consiste en señalar el territorio con orín para alertar a las gatas de su buena predisposición para la reproducción.
  4. La esterilización funciona como una medida de prevención ante tumores de próstata, ovarios, útero y mamas.
  5. Reduce el instinto de los gatos de escaparse de casa para ir a buscar alguna gata en celo.
  6. Evita el riesgo de contraer enfermedades graves, como la inmunodeficiencia y la leucemia felina, que se transmiten por los arañazos y mordiscos en los encontronazos con otros gatos.

Recuerda que todos nuestros socios tienen descuento en las empresas colaboradoras de MIAUMOR para la esterilización de sus mascotas. Desmintiendo los 9 mitos sobre la esterilización y castración felina

Desmentimos algunos de los mitos en torno a la esterilización y castración de los gatos y gatas.

1. Las gatas deben tener al menos una camada antes de ser esterilizadas

Esta creencia es un puro mito ya que, cuanto antes esterilices a tu gata, más pronto estarás asegurando un futuro libre de enfermedades y trastornos, como el cáncer de mama, de útero y de ovarios.

La idea de que una gata debe tener al menos una camada, es un pensamiento erróneo. Una gata tiene unas necesidades muy diferentes a las nuestras. Las gatas no necesitan ser madres para sentirse realizadas ni para desarrollarse físicamente; su instinto las lleva a reproducirse solamente para conservar la especie.

2. La castración es dolorosa y conllevan riesgos para el animal

Este tipo de cirugía es una de las prácticas más habituales y seguras en animales, la castración del felino se realiza con una cirugía que se practica con anestesia y que dura alrededor de 20 minutos. El gato no sufre ningún dolor durante o después de la cirugía.

El gato regresa a su casa el mismo día de la cirugía sin necesidad de ser ingresado. En el caso de las hembras, se puede requerir de un collar isabelino, que impide que el gato toque el área intervenida.

Como el procedimiento es mucho menos invasivo en machos, solo requerirán medicación durante un día. Las hembras requerirán medicación durante unos tres días.

3. Después de operar los gatos, engordan y se vuelven menos activos

No existe una relación directa de causa y efecto entre esterilización y aumento de peso. Si tu gato o gata engorda, lo más probable es que coma más de la cuenta y no haga ejercicio físico.

Por lo tanto, lo que engorda al gato no es la esterilización sino la falta de actividad y la dieta inapropiada.

4. Las gatas solo tienen crías una vez al año

Las gatas, pueden empezar su periodo reproductivo desde los 4 o 6 meses y pueden tener hasta 4 celos al año, pudiendo dar a luz de 6 a 12 gatitos por camada. En un año pueden llegar a tener 48 crías aproximadamente; y lo cierto es que muchos de ellos, nacen en la calle y se enfrentan a una vida muy complicada, llena de peligros, accidentes y muchos de ellos mueren a las pocas semanas de nacer.

5. La castración resuelve problemas de comportamiento

Cuando un gato muestra problemas de hábitos muchas personas creen que la castración puede ser la solución. Sin embargo la castración solo afecta determinados comportamientos del animal que van relacionados a sus conductas reproductivas, como por ejemplo: la castración reduce sus comportamientos agresivos, evita el marcaje de orina y en las hembras también, elimina los maullidos que produce durante el celo.

No podemos pretender que la castración solucione todos los problemas de comportamiento de nuestro gato. Porque, la castración no modifica su personalidad.

6. A los gatos no hace falta castrarlos

Esta idea es falsa, ya que cuando se castra a un gato macho se reduce considerablemente la producción de hormonas sexuales, tales como estrógeno o la testosterona. Esto conseguirá que al gato tenga menos ansiedad sexual.

Los gatos no operados pueden alejarse de casa, pelearse y contraer enfermedades graves, como la inmunodeficiencia y la leucemia felina, que se transmiten por los arañazos y mordiscos en los encontronazos con otros gatos.

7. El precio de Esterilización es muy caro

El coste de la castración suele variar de un veterinario a otro, o incluso de una comunidad autónoma a otra. No existe una tarifa fija para estas intervenciones, y todo dependerá del lugar al que acudas con tu gato.

Aunque el precio puede variar bastante, suele variar en torno a los 70-155 euros en los machos y entre los 100-350 euros en las hembras. Este precio debería incluir, medicamentos y revisiones posteriores.

Recuerda también que muchas protectoras ofrecen a sus animales en adopción, ya esterilizados, con lo que no tendrás que molestarte en buscar veterinario para realizar esta intervención.

8. Si mi gato o gata no sale a la calle, no hace falta esterilizarlo

Como hemos comentado en los puntos anteriores, aunque el gato no vaya a salir a la calle, castrar al gato, aporta muchos beneficios para la salud del gato y evitar estrés al felino.

Además, aunque no permitas al gato salir a la calle, puede conseguir escapar por algún descuido o despiste, pudiendo volver a casa herido o embarazada. Con la esterilización o castración es mucho más probable que tus gatos machos o hembras vuelvan a casa sanos y salvos.

9. Los gatos esterilizados dejan de cazar y mantener libre de roedores su entorno

Este mito está muy extendido entre los que tienen gatos para mantener libre de roedores  sus granjas, caseríos o chabolas con animales y huertas. Un gato castrado seguirá realizando las mismas actividades antes y después de ser esterilizado.

Mantener los gatos bien alimentados también es importante para que realicen su tarea encomendada como tal, un gato mal alimentado no va a cazar de la misma manera que lo hace uno sano.

Conoces algún otro mito además de los que te comentamos, compártelo con nosotros para completar la información.

RESUMEN
DESMINTIENDO 9 MITOS SOBRE LA CASTRACIÓN DE LOS GATOS
Nombre de Artículo
DESMINTIENDO 9 MITOS SOBRE LA CASTRACIÓN DE LOS GATOS
Descripción
¿Por qué debemos esterilizar a nuestros gatos?Son muchas las razones por la que es conveniente que esterilices a tu gato o gata.
Autor
Creador
Miaumor
Logo del creador

Compartir

Entrada anterior
7 factores a tener en cuenta antes de adoptar un gato
Entrada siguiente
Gripe felina, dos virus mortales para tu gato

3 Comentarios. Dejar nuevo

  • Le hará daño a mi gato que entre en celo y no se desahogue ¿ se podría enfermar por esto ? esta enflacando mucho

    Responder
    • No esterilizar a la gata, como comentas en tu caso, puede generarle quistes, aparición de tumores de mama y de útero. Y la esterilización evita el marcaje de la hembra en celo con orina, heces y arañazos en casa.

      Responder
    • En el caso de los machos, también previene posibles enfermedades, ya que el gato sufre de estrés cuando no puede desahogar. Tu gato intentara huir de tu casa, pudiendo meterse en peleas con otros machos entre otros problemas. La castración ayuda a los gatos a vivir mucho más tranquilos, teniendo una vida más larga y más sana.

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

Lo más Leído

Tienda Solidaria

Menú